jueves, septiembre 10

Roberto Piazza, víctima de la INSEGURIDAD.





Esta madrugada el reconocido diseñador de modas, Roberto Piazza, fue víctima de la inseguridad que día a día se hace más evidente en el país. Un hombre irrumpió en su casa ubicada en el barrio de Belgrano y lo amenazó con matarlo y violarlo. Según sus propias declaraciones había oído ruidos en la planta baja de su hogar y cuando se dirigió a ver qué pasaba se encontró con el ladrón, quién lo ató en su propia cama y le tapó la cabeza con una sabana.
“Esta lacra me ató boca abajo en mi cama… El tipo estuvo una hora en mi casa amenazándome todo el tiempo con violarme y matarme”, explicó Piazza ante la gran cantidad de medios que se encontraban en el domicilio.
En el segundo piso de la vivienda dormía el asistente del modisto, que al escuchar ruidos se comunicó con Walter Vázquez, la ex pareja de Piazza, quien llamó al 911 de inmediato.
Milagrosamente la policía llegó en el momento justo para evitar que el hecho pasara a mayores y lo detuvieron con el dinero y las joyas que pretendía llevarse. “La policía se comportó de una manera maravillosa, llegaron inmediatamente”, aclaró. Según las descripciones del diseñador, el hombre tenía olor a alcohol pero "no estaba fuera de control". "Me metió los dedos en la parte de atrás… Fue algo espantoso, horrible. El tipo vive en Balbín y Núñez, todos lo conocen, ¿qué hace suelto ese hijo de puta? Estos tipos así como entran salen de cualquier lugar”, expresó enojado.
Lleno de impotencia y demostrando su enojo frente a las cámaras, Piazza finalizó diciendo con tono de resignación: “Estoy indignado, angustiado y con una sensación de soledad e impotencia absoluta”.



► ¿Cuándo se van a ocupar de la inseguridad? ◄
10/09/09

0 comentarios on "Roberto Piazza, víctima de la INSEGURIDAD."

Seguidores

 
Se ha producido un error en este gadget.

My Blog List

No te quemes la cabeza...

No te quemes la cabeza...

Buscar este blog

Secrettisima Copyright 2008 Shoppaholic Designed by Ipiet Templates Image by Tadpole's Notez